> Perros de México desde 1998 * Etologia, Un Perro Siempre es un perro....¿o no?

DIRECTORIO

Criadores Mexicanos Servicios profesionales Comercio e industria Camadas disponibles
Etologia >Un Perro Siempre es un perro....¿o no?

¿Le parece tonta la pregunta?... permítame explicarle. Podemos empezar por conocer algunas opiniones acerca de lo que puede ser un perro:

“ El perro es un invento de los dioses”
Xenophon (430.355 a.J.C.)

“No juegue con los perros, o pretenderán ser primos suyos”
Proverbio árabe

“La amistad del perro es, sin duda, más viva y constante que la del hombre”
Michel de Montaigne (1533- 1592)

“Al principio Dios creó al hombre, pero al verlo tan débil le dio el perro”
Toussenel

“Lo mejor del hombre, es el perro”
Nicolás Charlet (1792 – 1845)

“ El perro, esta incansable y repugnante máquina de polución”
John Sparrow.

Y podríamos seguir y seguir con definiciones que tienen las personas acerca de los perros. Nosotros mismos tenemos una idea muy particular sobre ellos; pueden ser una maravillosa compañía o pueden ser un verdadero problema. ¿Pero qué es lo que puede hacer está drástica diferencia?

Recordemos un poco, si usted a sido tan amable de leer los artículos que anteceden a este, que hablábamos del origen del perro y hacíamos la observación que al que ahora conocemos como nuestro perro podía tener dos orígenes, podía provenir de los chacales o de los lobos y que esta diferencia era importante por la forma en que se relacionan entre ellos y esto se traduce a la relación que pueden tener con el ser humano. Un perro cuyo orígenes son los chacales, tienen una manera de relacionarse con el hombre en que lo ven como a su líder y un ejemplar que desciende del lobo, tiende a tener una relación más de compañero, de iguales. Así pues, esto nos puede marcar una primera diferencia de cómo nos verá uno y otro, que para fines prácticos, resulta muy útil recordarlo ya que al escoger una raza podríamos estar haciendo una selección equivocada.

Veamos, por ejemplo: Si usted es una persona de carácter dulce, que le cuesta trabajo imponerse piense que puede no ser fácil convivir con un perro que no se someterá de manera natural. ¿suena lógico?.

Tenemos todavía más elementos por considerar antes de decidir que perro deseamos como nuestro compañero y esto va en relación a la función zootécnica de las diferentes razas. Cuando los primeros perros se integran a la vida cotidiana del hombre, este va descubriendo diferentes capacidades entre unos y otros, algunos tenían mejor olfato, otros eran más veloces o tenían un carácter más seguro y aguerrido para proteger a sus dueños, etc. El hombre empezó a aprovechar esas diferencias para utilizar al perro apropiado a cada necesidad, esto dio pie a que se formaran las diferentes razas caninas y se hiciera una clasificación en base a la utilidad práctica. Es importante que aprovechemos toda esta información por que muchas características tanto físicas como temperamentales del perro son con base a la función zootécnica y de nuevo tenemos más elementos para realizar una correcta selección. La pregunta sería: ¿Qué función zootécnica tiene el perro que me gusta? ¿Para qué está hecho? Pastoreo, cacería, guardia, etc. y esa capacidad que tiene esa raza ¿es la que yo necesito que tenga mi perro?

Pasemos a otro aspecto, ¿Qué tipo de persona es usted? ¿Activo o sedentario?, ¿de constitución fuerte o débil?,¿jovial, alegre o callado?...piense como sería su vida si usted es pequeño y delgado y quiere sacar a pasear diario a su San Bernardo de 60 kilos. O quizá su máximo es llegar a casa, después de trabajar y pasarse la tarde leyendo o viendo la televisión y tiene por compañía un galgo, que son perros que les encanta correr. ¿sabe que puede pasar? Pues que quizá ni usted ni su perro disfruten la convivencia simple y sencillamente porque son diferentes. Cuando los humanos nos hacemos amigos de otros humanos el origen de esa amistad es la empatía, tenemos cosas en común, a los dos nos gusta el futbol o el tenis, o el cine, quizá estudiamos la misma carrera, nos gusta la comida italiana, etc. Así que piense en que cosas le gustaría hacer en compañía de su perro y seguramente hay una raza con las características necesarias para seguirle el paso. En la página de Perros de México se puede encontrar un sencillo cuestionario que lo lleva de la mano para hacer una acertada selección en base a las características que usted posee.

Otra cuestión que debemos tomar en cuenta: Hay personas que se identifican con una raza, desde siempre han tenido por ejemplo Pastor Alemán, saben ya de las características, temperamento, etc. Y de pronto, se muere ese pastor que estuvo a su lado por 16 años, aunado al dolor de tan terrible pérdida, está el recuerdo de un perro adulto, que ya no hacía travesuras y se conocía perfectamente las reglas de la casa. Unos días después llega el nuevo cachorro… otro Pastor Alemán y las quejas no se hacen esperar…”este perro es insoportable”, “siempre hemos tenido Pastor Alemán, pero este no entiende” “Rex, era tan limpio ( o tan obediente, o tan callado, o lo que usted quiera), pero este no lo puedo dejar solo un minuto, porque inmediatamente ensucia ( o muerde o destroza). Por un lado me parece injusto que el pobre cachorro cargue con el recuerdo del otro perro que por supuesto amábamos tanto, puede ser que en efecto, sea un cachorro hiperactivo, pero también es cierto que estamos fuera de práctica para convivir con un cachorro y que nosotros somos 16 años más viejos, quizá menos tolerantes, quizá con no tanto tiempo libre como teníamos en aquel entonces para estar cerca y educar al perro. Pues bien, ahora, cuando pensemos en traer a otro perro a casa, NO va a sustituir a ese magnifico ejemplar que nos acompañó por tanto tiempo, nuestras capacidades y requerimientos pueden haber cambiado y tal vez sea otra raza la que se ajuste mejor a nosotros.

Otra situación que puede pasar frecuentemente es que el cachorro que adquirimos tiene características que nosotros no deseábamos y que descubrimos cuando el perro ya está en nuestra casa. Recuerdo a una señora que solicitó mis servicios para entrenar a su perro. Un mastín hermoso, con muy buen carácter y al cual la señora quería muchísimo pero que cuando se lo vendieron le dijeron que era un perro que no tiraba baba, lo cual no es cierto. El resultado de esto es que la señora no podía meter al perro a su casa porque la baba caía sobre sus muebles de piel, el pobre vivía confinado al jardín, la señora no era feliz, porque quería a su perro y le hubiera gustado mucho tenerlo dentro de la casa. Cuando podía se ponía pants y salía a jugar con él. ¿Usted cree que eso es lo que ambos querían como una convivencia diaria? Yo estoy segura que no, la señora se sentía mal por el tipo de vida que tenía su perro y él debía conformarse la mayoría de las veces, con ver a su dueña por la ventana.

La verdad es que estamos tratando de reunir dos formas de vida, la suya y la de su perro, de manera armónica. El pensar que si usted es sedentario, no gusta mucho del ejercicio pero que si adquiere un perro con gran vitalidad entonces sí va a salir a correr, creo que sería un error, lo más probable es que usted no cambie, siga siendo sedentario pero ahora tenga el “problema” de controlar a un perro que demanda ejercicio y que al no obtenerlo, se inquieta y puede llegar a ser molesto.

Como vera, seleccionar el perro adecuado no es cosa fácil, vale la pena tomarnos el tiempo necesario, preguntar a personas que tengan perros de la raza que nos llama la atención, pensar como va a ser mi perro de talla adulta, tipo de pelo, etc. Piense en que cosas tan quizá irrelevantes, pueden hacer la diferencia entre realmente tener cerca a “mi mejor amigo” o “dormir con el enemigo”. Usted decide.

 

Continuará.......

Regrsar al menú

« Volver a la página anterior.

Muy interesante

Criadores mexicanos
Servicios profesionales
Comercio e industria
Arte

Secciones

A primera vista
Razas y criadores
Exposiciones y eventos
Salud y cuidados
Cría y reproducción
Reportajes especiales
Razas Mexicanas
Perros de mexico para niños

Perros de México

Tel: +52 (55) 5603 7901
Tel-fax: +52 (55) 5603 4003
e-mail: pcmv@perrosdemexico.com.mx.

Síguenos en:

Facebooktwitter