> Perros de México desde 1998 * Estetica Canina, Limpieza de glándulas anales

DIRECTORIO

Criadores Mexicanos Servicios profesionales Comercio e industria Camadas disponibles
Estetica Canina >Limpieza de glándulas anales

Aunque la función específica de las glándulas anales no es del todo conocida, es importante tomarlas en cuenta dentro de la rutina de aseo de nuestro perro.
Se piensa sirven para lubricar el excremento a su paso por la última etapa del intestino, el ano. También se cree que el olor de la secreción que producen sirve para que los perros detecten el sexo de otros perros en cualquier encuentro casual. Los perros se conocen unos a otros olfateándose el área de los sacos o glándulas anales. Otra teoría es que en la vida salvaje el olor proveniente de ellas servía para alejar a posibles atacantes.
Las glándulas anales producen un fluido acuoso, de color café amarillento, que contiene comunicadores químicos llamados ferohormonas y estas intervienen en el comportamiento social y sexual de los perros. Este liquido se vierte en el intestino grueso cerca del ano por medio de un conducto durante la defecación.
Si estas glándulas no vierten su contenido completamente se atascan y aquí comienzan los problemas.
Estará triste y se rehusará a comer o se constipará, el ano se verá inflamado y a los lados de él se notarán los sacos impactados.
Nuestro perro olerá mal y tratará de vaciarlas el mismo haciendo el famoso “cochecito” que es presionar su trasero contra el piso mientras camina impulsado con los miembros delanteros. (Muchos dueños creen que esto es síntoma de parásitos, pero a los perros no les afectan parásitos que causen comezón en el ano).
También puede estarse lamiendo o mordiendo en la base de la cola; Todas estas acciones producen irritación y puede llegar a desarrollarse  un abseso que será doloroso y molesto para él. Y si no se toman las medidas adecuadas nuestro perro puede hasta llegar a necesitar de una cirugía para drenarlas; con la consabida recuperación en un lugar muy expuesto a las infecciones por el paso de las excretas.
Al igual que otras regiones de nuestro perro debemos revisarlas durante el cepillado, el que las glándulas anales se llenen más pronto o más lento va a depender de cada perro y su vaciado se deberá hacer cada mes o cada 2 a 3 meses.

Las razas de talla pequeña son más propensas a sufrir impactación de las glándulas en comparación con las de talla grande.
El vaciado se puede hacer antes o durante el baño; si se hace antes ponga a su perro en la mesa de arreglo, sostenga la cola con una mano y con la otra tome un trozo de papel higiénico o una servilleta entre los dedos índice y pulgar, llévelo a la zona anal y haga presión cerrando los dedos y de abajo hacia arriba. O se puede hacer durante el baño y una vez vaciadas proceder a lavar la zona.
La secreción como ya mencione es de color amarillo a café, si encuentra sangre o pus o al presionar no obtiene ninguna secreción es el momento de llevar a su perro con el veterinario para que inicie en tratamiento adecuado.Y siempre que lleve a su perro a la peluquería encárguele al estilista que le revise y vacíe las glándulas anales.

Regrsar al menú

« Volver a la página anterior.

Muy interesante

Criadores mexicanos
Servicios profesionales
Comercio e industria
Arte

Secciones

A primera vista
Razas y criadores
Exposiciones y eventos
Salud y cuidados
Cría y reproducción
Reportajes especiales
Razas Mexicanas
Perros de mexico para niños

Perros de México

Tel: +52 (55) 5603 7901
Tel-fax: +52 (55) 5603 4003
e-mail: pcmv@perrosdemexico.com.mx.

Síguenos en:

Facebooktwitter